Consejos para mejorar la iluminación de tu hogar

La iluminación de nuestro hogar no es solo importante a nivel decorativo, también influye en nuestro estado de ánimo. Está demostrado que la falta de luminosidad aumenta los casos de depresión y de ansiedad. Si no hay luz, la glándula que produce la serotonina entiende que no es momento de actividad y aminora su funcionamiento, haciendo que nos sintamos decaídos y sin energía.

Aunque este desánimo por falta de luz puede aparecer en cualquier momento del año, es más habitual que suceda con la llegada del otoño y del invierno. Es en este momento cuando los días son más cortos, pasamos un menor tiempo al aire libre por la climatología y nuestras obligaciones diarias nos retienen en espacios poco iluminados.

Para combatir este trastorno afectivo estacional (más info en luminoterapia.science) debemos intentar, entre otras cosas, que nuestro hogar esté lo mejor iluminado posible. A continuación, te damos algunos consejos para mejorar la luminosidad de tu casa y así mantener un estado de ánimo óptimo.

Consejos para mejorar la iluminación de tu hogar

Alíate con la luz natural

Aprovecha la luz natural de tu hogar, no hay nada como la luminosidad que entra por las ventanas y balcones para sentirnos bien en nuestra casa. Para ello intentaremos facilitar la entrada de luz todo lo posible. Recuerda que las cortinas y los estores tienen mucho que ver en esto.

Para aprovechar la luz natural en tu hogar presta atención a los tejidos con los que vistes las ventanas. Intenta utilizar textiles que tamicen la luz, que no sean un obstáculo para la claridad.

Colores claros y espejos

Los colores claros siempre resultan agradables y aportan luminosidad a una estancia. Pintar las paredes en tonos blancos o beis ayuda a que la luz rebote en ellas. Por el contrario, los colores oscuros tienden a hacer las habitaciones más tristes.

Este consejo también es extensible a los tapizados, los muebles y los suelos de tu casa. No es necesario que todo lo que coloques en casa sea blanco, pero sí que tengas en cuenta esto que te contamos a la hora de hacer la composición de tu hogar.

Los espejos también son buenos amigos de la luz, colgar espejos en lugares estratégicos de tu hogar también te ayudará a aumentar la luminosidad.

Lámpara de luminoterapia

Si aun siguiendo estos sencillos trucos de decoración no consigues que tu casa sea lo suficientemente luminosa, te aconsejamos que coloques una lámpara de luminoterapia. Su instalación no es complicada, solo tienes que enchufarla a la red eléctrica.

Un baño de luz con este tipo de lámparas tiene propiedades muy similares a la de sentarse a tomar el sol. No sirven para broncearse, sino para que nuestro organismo se equilibre y nos encontremos más animados y tranquilos. Nos aporta esa cantidad de luz que por una causa u otra nos falta y que en ocasiones nos hace sentir tristes y deprimidos.

Si sigues estos sencillos consejos conseguirás que la llegada del invierno sea menos dura y que no te afecte el trastorno afectivo estacional con luminoterapia science durante esta estación.

The following two tabs change content below.

Casaflorencio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *