Consejos para hacer tus propias pulseras

Comparte la noticia:

Si hay un complemento básico en verano, sin duda, son las pulseras. Aprovechando que mostramos más los brazos que en invierno usamos este artículo para dar un toque único a nuestro look más veraniego y, además, es el obsequio perfecto, pues regalando una pulsera acertarás seguro. Dependiendo de tus gustos, estilo o de la ocasión preferirás un tipo de pulsera u otro, está claro, pero ¿qué tal si pudieses hacerlas tú mismo?

Haz tus propias pulseras

Aunque a priori puede parecerte complicado, debes saber que es bastante más sencillo de lo que piensas. Tan solo tendrás que contar con un poco de imaginación y maña y con los materiales necesarios para ello. Antes de comenzar a darte consejos para fabricar tus propias pulseras, es preciso que sepas que tienes a tu disposición todo tipo de componentes de bisuteria online.

Una vez que hagas la primera pulsera no podrás dejar de hacerlas, tal vez te fabriques tu propia colección de este versátil complemento o quizás prefieras aprovechar para hacer algún regalo, o incluso venderlas.

¿Cómo hacer mis propias pulseras?

En primer lugar necesitarás una serie de materiales, como tiras, cordones de cuero o elástico redondo, hilos de bordar, cuentas o accesorios al gusto. Además, también te harán falta herramientas como una aguja de coser y unas tijeras. Una vez tengas todo esto podrás empezar con la confección de tus propias pulseras.

Empecemos por una pulsera simple de nudos: para hacerla necesitas 40 centímetros de tira de cuero o cordón y los accesorios que quieras añadirle, aunque te recomendamos no usar demasiados para que se luzca el cordón. Arma una circunferencia del tamaño aproximado de la muñeca, el cuero o cordón quedará doble. Para hacer el cierre tendrás que hacer 2 nudos corredizos, haz el primer nudo doblando el extremo del cordón hacia atrás unos 3 centímetros, sostenlo formando un ojal, enróllalo alrededor de los hilos y pasa el extremo por el ojal tirando de forma suave, pero firme, de él. Deslízalo hacia ambos lados para comprobar que el nudo está bien hecho y haz lo mismo con el otro extremo del cordón.

Prueba con una pulsera de cuero e hilos: usa un cordón de cuero e hilos de colores de bordar, con los que envolverás el cuero cubriendo 2 o 3 centímetros con cada color y finalizando cada uno con un nudo separador en el cuero aprovechando para ocultar el extremo del hilo sobrante. Para el cierre, lo ideal será el mismo que el de la anterior, con nudos corredizos.

Para terminar, pulsera de cuentas y accesorios: solo necesitas un elástico redondo cortado al tamaño aproximado de la muñeca, recomendamos en este caso hacerlo doble para que sea más resistente. Es muy sencillo, solo tendrás que enhebrar las cuentas y los accesorios a tu gusto y hacer un nudo para finalizar y tendrás lista tu pulsera.

Como ves, hacer tus propias pulseras no es tan complicado, también puedes usar cintas étnicas, de raso, de seda, hilos de cobre, cordones trenzados… las opciones son numerosas. ¡Anímate y hazte una pulsera a tu gusto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *