Diferencias de educación infantil en varios idiomas

Aunque no existe una relación directa entre la lengua vehicular y el tipo de enseñanza que se desarrolla con ella, lo cierto es que ciertos sistemas educativos terminan asociándose a determinados idiomas. Las razones son varias, pero la que más peso tiene es la tendencia metodológica de los sistemas educativos de cada país, independientemente de la asignatura que se imparta.

Una cuestión de metodología

En España, las diferencias en la práctica educativa quedan patentes en los centros bilingües donde el inglés y el español conviven en los espacios escolares. Nunca conviene generalizar, pero a grandes rasgos se pueden dibujar ciertas pautas metodológicas vinculadas a los dos sistemas educativos (el inglés y el español), cada uno con sus pros y sus contras.

Diferencias básicas de ambos sistemas

Siempre se ha criticado el sistema educativo español por dar demasiada importancia a los aspectos teóricos de las materias impartidas y basar el éxito académico en la memorización. Cierto es que las cosas han cambiado mucho desde que la Ley Moyano fuera derogada o desde que las nuevas tecnologías (incluyendo Internet) entraran en los centros, pero informes internacionales como PISA siguen evidenciando la realidad.

No ocurre lo mismo en los sistemas anglosajones, en este caso el británico, donde el “aprender haciendo” es una prioridad para alcanzar las metas propuestas en el currículum. No es que la teoría se desprecie, puesto que es una parte importante en la adquisición de conocimientos, es que la práctica está valorada como la forma ideal para desarrollar cualquier tipo de competencia. Pero las diferencias entre ambos sistemas son mucho más profundas.

Son tan profundas como el abismo que hay entre la teoría y la práctica, dos aspectos que condicionan la vida en el aula en todas sus facetas. El tipo de evaluación es una de ellas, siendo mucho más flexibles en las programaciones británicas (en su mayoría basadas en la evaluación continua), además del desarrollo de habilidades de forma progresiva frente a la mera retención de contenidos típica del sistema español.

Pero no todo es blanco o negro. Evidentemente, la memorización tiene sus ventajas, así como la creatividad propia de los ejercicios prácticos. Por eso lo ideal es aunar lo mejor de cada metodología, tal y como ocurre en centros bilingües como www.ceiwonderland.es, para ofrecer a los más pequeños las mejores herramientas de cara al futuro.

Diferencias observables en el aula

No todo se reduce a una mera división entre amantes de la teoría y defensores de la práctica. A la hora de identificar las diferencias entre los sistemas educativos, el desarrollo de las actividades dentro del aula es un indicador fundamental. En este sentido, las unidades didácticas británicas siempre han mostrado interés por la resolución de problemas cooperando, mientras que en los centros españoles se han imitado las prácticas competitivas del sistema estadounidense.

Por suerte, gracias a las demandas de la sociedad informatizada del siglo XXI y al auge de los centros bilingües e inclusivos, las cosas están cambiando. Pero todavía queda por superar en España el tema de los recursos, especialmente cuando se habla de libros de texto, que siguen pesando demasiado en las espaldas de los alumnos españoles.

The following two tabs change content below.

casaflorencio

Blog informativo sobre la decoración actual de los inmuebles de nuestro país. Decoramos toa clase de espacios, actualizamos las noticias actuales, aconsejamos sobre todo tipo de espacios para decora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *