La importancia de no depender emocionalmente de otras personas en tu espacio

La dependencia emocional es uno de los principales problemas psicológicos en nuestra sociedad. Como cualquier otra dependencia  a una sustancia o comportamiento, puede resultar altamente tóxica para nuestra salud mental y física. Reconocer el problema es básico para poder encontrar una solución.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional es un trastorno psicológico que supone una adicción hacia un vínculo afectivo, como por ejemplo, una pareja. Es decir, una de las partes siente una necesidad extrema de aprobación y afecto de la otra, buscándolo constantemente.

Las personas afectadas pueden llegar a ser víctimas de maltrato, tanto físico como psicólogo. A pesar de reconocerlo, no son capaces de romper este vínculo y recurren a él una y otra vez, aunque sea la causa de su malestar. Están emocionalmente ‘enganchados’ a esta persona.

¿Cómo aprender a evitar la dependencia emocional?

Aprende a estar solo/a

Buscar la felicidad en uno mismo en lugar de exteriorizarla a otras personas, relaciones u objetos es esencial para no caer en este tipo de patologías. Con realización personal y autosuficiencia, seremos capaces de ver mejor cuándo un vínculo no es sano y es mejor evitarlo. Para mantener buenas relaciones con nuestro exterior, primero debemos estar a gusto con nosotros mismos.

No te aísles

Es muy importante que no haya una relación principal en nuestra vida, sino tener diferentes apoyos y mantener entre ellos un equilibrio. La dependencia emocional induce al aislamiento, y este aumenta la dependencia emocional, entrando en un círculo vicioso. Es importante que nuestra interacción social no se reduzca a una sola persona.

Refuerza tu autoestima

Una buena autoestima y aprobación personal evitará que busquemos aceptación en los demás, eliminando una de las causas más importantes de la dependencia emocional. Hay muchas maneras de reforzar la autoestima, por ejemplo, recurriendo a ayuda psicológica. Cuanto más fuerte y seguro te sientas contigo mismo, más difícil será entrar en la espiral de la dependencia emocional.

Identifica tus relaciones

Hacer un análisis de los vínculos que tenemos con nuestro alrededor (pareja, amigos…) puede ser clave para detectar a tiempo si una relación es tóxica y está abocada a la dependencia emocional. ¿Tienes que probar algo hacia la otra persona? Cuando esa persona no te demuestra afecto, ¿te molesta más de lo normal? ¿Su aprobación vale muchísimo más que cualquier otra cosa? Si es así, tienes todas las papeletas de acabar entrando en una dependencia emocional, y reconocerla cuanto antes te ayudará a prevenirla.

Utiliza tu inteligencia emocional

Saber determinar tus sentimientos, el porqué de estos y cómo se llega a ellos puede ayudarte mucho a eliminar comportamientos tóxicos que pueden derivar en dependencia emocional. Aprende a vivir tu propia vida con tus propias emociones, sin fusionarte del todo con la otra persona. Ser consciente de uno mismo hará que veamos las relaciones exteriores de manera distinta.

La dependencia emocional está muy presente en nuestros días, y conocer sus causas y síntomas puede ser vital para detectarla a tiempo y evitar entrar en la espiral que supone. Si crees que puedes padecer dependencia emocional, lo mejor es que acudas a un psicólogo que te ayude a diagnosticarla y salir de ella.

The following two tabs change content below.

casaflorencio

Blog informativo sobre la decoración actual de los inmuebles de nuestro país. Decoramos toa clase de espacios, actualizamos las noticias actuales, aconsejamos sobre todo tipo de espacios para decora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *