Los mejores sistemas de calefacción para casas de campo

Comparte la noticia:

Elegir sistemas de calefacción para nuestro hogar, en concreto si este es una casa de campo, dependerá de muchos factores, como la calidad, el precio, la durabilidad, etc. Así podemos encontrar desde depósitos de gasoil con doble pared, hasta chimeneas, estufas de gas o estufas de electricidad, entre otros.

Diferentes sistemas para calentar una casa en el campo

Cada sistema ofrecerá una solución diferente según las necesidades concretas que estés buscando, pero en general es el precio y el ahorro de energía lo que produce el equilibrio más beneficioso.

El uso de depósitos de gasoil como alternativa

El sistema consiste en un depósito que está oculto entre dos paredes y con espacios dobles separados por un material que facilita la detección de fugas a través de ciertas juntas. Estos espacios están previamente diseñados a tal efecto y siguen las indicaciones del Real Decreto 379/2001.

Si solo tienes una pared también es posible añadir otra y así mejorar sustancialmente las características y la seguridad de la instalación, ya que si el depósito está enterrado debe tener doble pared.

– Otra buena opción son las chimeneas, tanto las que están fabricadas en obra como las de fundición. Tienen la ventaja de que el material a quemar puede consistir en ramas o troncos ya previamente cortados de los mismos árboles, siempre que estén secos.

La compra de leña suele ser barata, pero según la localidad o punto de venta su precio podría incrementarse de forma considerable. Siempre es conveniente comparar diferentes opciones.

Sin embargo, según recientes estudios, el uso del pellet es más eficiente y barato a la larga, aunque las estufas de pellet suelen ser bastante caras en general.

– Las estufas de gas, aunque quizá son para un uso menos intensivo. Incorporan bombonas de gas butano que puedes cambiar, aunque tiene el inconveniente de que en invierno desprenden bastante vapor de agua, y en según qué situaciones podría ayudar a la creación de moho.

– Una opción interesante consiste en el uso de energías alternativas, como la solar o la eólica o, mejor aún, la combinación de ambas. Si el uso eléctrico es producido por este tipo de energías quizá sea una gran alternativa aunque en principio pueda ser cara la instalación inicial.

Los sistemas split o bombas de calor son sistemas eléctricos, en este caso solo el compresor, y de bajo consumo, ya que cada KW usado produce hasta tres o cuatro veces más potencia.

Los radiadores de agua son otro sistema interesante. Puede bajarse la diferencia térmica entre la caldera y el ambiente, de forma que sea más eficiente al bajar la necesidad eléctrica.

El suelo radiante ofrece uno de los mejores rendimientos, pero su instalación es bastante cara si no se realizó desde la construcción de la casa. Puede usar el agua a baja temperatura, y por ello ahorrar mucho el consumo eléctrico.

Por último, recuerda que realizar un buen aislamiento interior y exterior de la vivienda minimizará el uso de cualquier tipo de energía para calentar una casa de campo, y te ayudará a ahorrar, ya que reduce en más del 50 % el consumo energético.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *