Maneras de vigilar tu hogar de forma segura

Parece que la mala situación económica que nos ha acompañado en la última década ha disparado el índice de robos en viviendas.

No en vano, muchos hemos sido testigos de algún familiar o conocido que ha encontrado su casa visitada por los amigos de lo ajeno, por lo que cada vez somos más, y probablemente tú estés entre ellos, quienes nos preguntamos qué se puede hacer para extremar vigilancia de nuestros hogares.

Algunas recomendaciones que no debes pasar por alto

Quizá algunas te resultan obvias, pero no está por demás recordarlas:

– Lo más elemental es cerrar con llave cuando salgas de casa, aunque sea por unos minutos. Pero además es fundamental que refuerces las bisagras con pivotes y ángulos metálicos para evitar el apalancamiento.

– Huye del recurso de esconder llaves en lugares tan socorridos como buzones, maceteros o cajas de contadores.

– Es difícil, pero intenta jugar un poco con tus hábitos, por ejemplo variando la hora de vuelta a casa.

– No caigas en la trampa de divulgar al detalle en las redes sociales lo maravilloso de tus próximas vacaciones o cualquier ausencia del domicilio.

– No recibas más que a representantes de servicios solicitados por ti (hablamos de suministros en general), exigiéndoles que se acrediten plenamente antes de abrirles la puerta.

– Tampoco te cites en tu domicilio con gente que hayas conocido solo por teléfono o Internet.

– Tienes que dar la sensación de vivienda habitada. Para ello, la tecnología te facilita las cosas: usa temporizadores automáticos que encienden y apagan luces, aparatos de radio, etc.

– Deja encargado a alguien de confianza que te vacíe el buzón regularmente.

– Nunca cierres a cal y canto las persianas y, si vives en el extrarradio, deja iluminada la entrada o porche.

– No desconectes la electricidad, pues un timbre desconectado es signo inequívoco de ausencia.

– Instala alguna medida disuasoria como puerta acorazada o dispositivo de alarma con conexión con la Policía.

Y lo más importante: el recurso a las cámaras de seguridad

Debes saber que las cámaras de seguridad ya dejaron de ser un privilegio al alcance de una minoría. Por un módico precio puedes instalar una en tu hogar, de lo que en https://www.seguridadespia.com/ pueden informarte detalladamente, con lo que ganarás ampliamente en tranquilidad.

Lo que hace una cámara de seguridad es monitorear constantemente tu hogar. Como nadie poseemos el don de la ubicuidad, dejar en casa una máquina suplantándote cuando estás fuera de ella es un tesoro, atreviéndonos además a añadir que lo hace de manera más eficaz que tú.

Y si estás dentro, deberás ser capaz de informarte sobre quién está al otro lado de la puerta de casa antes de abrir esta.

Las hay para vigilar exteriores, con sensores infrarrojos para visión nocturna, pudiendo ser cableadas o inalámbricas. Estas cámaras de videovigilancia nocturna activan una grabación si detectan movimiento. Y si llega a perpetrarse un robo, la cámara de seguridad suministrará suficientes pruebas para la identificación del caco.

Las cableadas quizá sean más recomendables por mantener la misma calidad de imagen y sin interferencias durante bastantes años.

The following two tabs change content below.

Casaflorencio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *