Ray Ban 4181 Gradient

Sigo sosteniendo que no creo en dioses, pero que los hay los hay. En aparece una multitud llegando a lo que ser la costa de una ciudad grande y moderna, esta gente se amontona y queda atrapada entre el cemento a sus espaldas y el mar. Una civilizaci moderna que parece empujarnos hasta los l La gente va saltando al mar y es rescatada por «peces voladores».

Mi vecina, descubri las carteras Louis Vuitton, en e bay. Est fanatizada. Pagar hasta cien euros por una. El extremo confesó sus emoción por lo que tiene por delante. «Tengo que decir que es el momento de más orgullo de mi vida. He apoyado al Manchester United toda mi vida, ha sido una gran parte de mi vida desde que tenía 14 aos cuando entré en las categorías de formación.

Yo no mando a nadie, a malas penas me mando a mi mismo. Pero eso si, no me dejo mandar por nadie, en mi entorno eso se sabe y se respeta. Eso es tener mucho poder. Como se recordará, el 24 de enero de 1977 un grupo de pistoleros de extrema derecha irrumpieron en el despacho de abogados laboralistas de CCOO y del PCE situado en el número 55 de la calle Atocha y ametrallaron a las nueve personas allí presentes. Fallecieron cuatro abogados y un sindicalista. Resultaron gravemente heridos otros cuatro abogados..

Siempre fui as porque como ya he dicho, para m es como respirar, no conozco otra manera de hacerlo. En algunos momentos, la pasi est puesta en la voz, en el en el piano, y hay otros, de reflexi que tambi son pasionales porque se est bordando detalles, y todo quema. Eso ocurre porque estoy enamorado de las ideas y de las expresiones tambi Es igual cantar en El Sauce que en el Royal Albert Hall, anoche cantamos en El Floridita y lo hicimos con las chicas que tocaban all Fue igual.

Si observamos todo lo que nos está ocurriendo desde otra óptica, entonces hay que reconocer que cuando el ISIS atacó a los yazidíes dio poder a las mujeres. Es lo que pienso al escuchar las terribles historias que me cuentan. Siempre entro en ‘shock’ y me pregunto: cómo pudieron esas adolescentes que tengo ante mí escapar de sus captores cruzando territorio hostil?, cómo pudieron robar un móvil aprovechando que los hombres que las compraron estaban dormidos para llamarme y pedirme auxilio? Resulta muy complicado de creer.

Aprovecho para comentarle que las redundancias son intencionales y tratan de enfatizar los conceptos. Estoy de acuerdo con los conceptos expresados de violaci a la constituci y ataque a la igualdad de condiciones, que implica, la instauraci de una cuota, para el ingreso de mujeres a cargos legislativos. Pero, no considero que este hecho tan degradante y machista sea el verdadero problema.

Deja un comentario