Ray Ban Round Mens Sunglasses

El, que no se había quitado el sombrero pero se había cerrado la camisa, urgido por lo solemne del acto, es músico; ella, poeta. Viven en una gran ciudad, de trabajos que consideran menores, pero que hacen con ahínco, y lo más importante, que les permiten pagar las cuentas. Una boda en la playa era lo último que esperaban de un viaje al Caribe.

Después de encontrar trabajos por horas por agencias y similares y habiendo ganado menos de 200 libras en los últimos 3 meses por fin encuentro algo decente. Una compania de hoteles bastante importante me dio la oportunidad de trabajar de room attendant (limpiando habitaciones) me aseguran 40 horas a la semana, horario de maana, comida gratis y poder usar instalaciones del hotel gratis. Si viajo a otros Marriott puedo también descuentos a la hora de reservar habitaciones..

A la maana siguiente y a la hora en punto un seor muy serio de la empresa, que al parecer no le había sentado nada bien el madrugón, nos vino a recoger, nos facilitó y ayudó a rellenar el formulario para entrar a Laos a los que adjuntamos una fotografía, y nos llevó hasta el puente de la frontera con Laos, vamos que no nos podíamos perder ni a propósito; allá pasamos la aduana Tailandesa y nos montamos en el autobús (30 tbh por persona, que tuvimos que pagar) y en el autobús cruzamos el puente hasta Laos. En la aduana de Laos nos esperaba simpático guía que iba a acompaarnos durante todo el viaje y en un inglés muy «asiático», que nos costaba entender un poco, nos explicó los trámites para entrar en Laos: básicamente entregar el formulario y pagar los 35 dólares del visado. También nos dijo que podíamos cambiar dinero en la misma aduana (hay una oficina bancaria) porque la diferencia de cambio con el los bancos de Huay Xai en Laos no era muy importante..

El aprovechó para hacer una confesión. No me casé ni creo que lo vaya a hacer nunca, disparó mientras apoyaba la espalda sobre el respaldo de la reposera y se tapaba la cara con el sombrero. Ella lo miró de soslayo, como si se apiadara de su suerte, pero no abrió la boca.

Por cierto, en el quinto partido de aquel también fui radical y vehemente sobre la labor arbitral. La víctima era el Estu. Entonces se celebró. Mart fue m Desde el librero vio crecer mis ni disfrut mis fiestas, mis lutos, mis desvelos nocturnos apremiada por el cierre. Ese ha sido mi Mart m y valiente. Fundacional, vigila ahora la casa de mi hijo, los pasos de mi nieta..

Pero la parte que la prensa no cuenta, que estos se no ponen a tona, es lo que creo que necesitamos saber. Se necesita saber que la ley de caducidad va encontra de los derechos humanos, que la corte latino americana de derechos humanos esta presionando al gobierno uruguayo para que esta ley que defiende a criminales impunes sea anulada. Es muy facil juzgar una situacion mostrando solo la mitad de la situacion que conviene.

Deja un comentario